ROBERT - Trayectoria Deportiva - Sporting Career

El futbolista madrileño se formó en las categorias inferiores del Real Madrid C.F. Con 18 años fue cedido al Unión Adarve donde cuajó un gran año en la División de Honor Juvenil siendo el "pichichi" del grupo con 24 goles, lo que le llevó a firmar con el Rayo Vallecano S.A.D. En 2007 volvió al Unión Adarve y fue convocado con la Selección de Madrid para el Campeonato UEFA de Regiones. 2008-2010 permaneció en el filial del Getafe S.A.D., entrenando dos meses con el Primer Equipo, a las órdenes de Miguel González "Michel". En Junio de 2010 finalizó contrato con el club azulón y firmó por el C.F. Rayo Majadahonda donde ha cuajado dos años brillantes acabando máximo goleador del grupo en la última temporada con 19 goles. Después dio el salto de categoría con el Club Deportivo Leganés donde jugó un Play Off de ascenso a 2ª División. La pasada temporada firmó en el Atlético Sanluqueño acabando la temporada en la UD San Sebastián de los Reyes. Este verano ha firmado en el Trival Valderas de Alcorcón en el Grupo II de 2ªB, donde se espera que sea un gran año tanto para el club como para el jugador.

domingo, 6 de febrero de 2011

C.D Puerta Bonita 3-4 Rayo Majadahonda

Robert anota su 5º gol en liga en un partido loco.
Partido vibrante el visto en la mañana de hoy en el Antiguo Canódromo de Carabanchel donde el Rayo Majadahonda se llevó la victoria en un encuentro que tuvo mucha emoción, sobre todo en los minutos finales, y en el que la frescura de los visitantes se impuso ante el ansia y la precipitación local en diversas fases del choque. En la primera mitad fue el Puerta quien tuvo más posesión de balón y el que gozó de más ocasiones para haber comenzado por delante en el marcador, pero fueron los visitantes los que abrieron fuego gracias a un buen centro de Popler desde la derecha que Robert empalaría fuera por muy poco.



Tras esta ocasión fue el delantero porteño, Borja Lázaro, el que pudo haber puesto en franquicia a su equipo con tres claras ocasiones de todos los colores, siempre teniendo a Tito como socio ya que le puso tres buenos balones, dos al pie y uno a la cabeza, pero primero el meta Kike salvó el mano a mano, luego el propio delantero mandó el balón al lateral de la red y en la tercera el ex del Pontevedra se adelantó de cabeza al meta visitante y la pelota se marchó arriba por muy poco.

Y cuando parecía que los de casa llevaban más el peso del partido llegó el primer tanto de los majariegos, un golazo tras disparo desde unos 25 metros de Lucas que se coló por toda la escuadra de un Carlos Sánchez que solo pudo hacer la estatua. El gol no desanimó a los de casa, los cuales mantuvieron el buen ritmo que llevaban y lograron empatar diez minutos después gracias a un buen saque de falta que remataría el canterano Jesús de cabeza.

Robert pelea un balón por alto con la defensa porteña

Y llegó el descanso sin que se pudiera presagiar una segunda parte con muchas fases dentro de ella. El Puerta comenzó con más fuerza tras la reanudación y prueba de ello es el disparo de falta de Ónega en el que Kike tuvo que sacar una colosal mano para que el balón terminara estrellándose en el larguero. Una volea de Santurino y otro barullo dentro del área pequeña presagiaba que el gol podía llegar para los blancos, pero el Rayo volvió a tirar de efectividad en el mejor momento y culminó un gran contraataque en el que Popler centra raso desde la derecha, Ángel deja pasar el balón y Joshua, completamente solo, anotó el tanto que colocaba a los majariegos nuevamente por delante.

El tanto desquició por completo a los locales y el centro del campo se perdió completamente cometiéndose muchas imprecisiones. El Rayo Majadahonda, equipo con mucha juventud y bastante desparpajo, aprovechó estos fallos en el pase para robar y montar rápidas contras en las que pudo haber dejado el partido encarrilado mucho antes, ya que tanto Cruz como Robert tuvieron ocasiones clarísimas para abrir más hueco en el marcador, pero primero el pie de Carlos Sánchez y luego un disparo desviado hicieron que el margen entre ambos equipos siguiera siendo de un gol.
Pero Robert no fallaría a la siguiente. Saque de banda desde el centro del campo que pilla despistada a la defensa porteña y que el delantero aprovecharía para plantarse solo delante de Carlos Sánchez al que batiría por alto de fuerte disparo estableciendo un 1-3 que, tal y como pintaba el partido, parecía insalvable.

El choque transcurría su curso de un quiero y no puedo del Puerta ante un buen orden y control del Majadahonda que seguía saliendo rápido a la contra, pero todo cambió a falta de ocho minutos para la conclusión cuando un buen centro de Morais era cortado con la mano por Saralegui dentro del área, por lo que el colegiado señalaría penalti, el cual era transformado por Tito estando el meta Kike a punto de pararlo. Los locales volvían a meterse en el partido.

El arreón de colgar balones al área de los blancos tuvo su punto álgido a falta de tres minutos para los noventa reglamentarios, cuando un buen saque de falta de Ónega era cabeceado a la red por el capitán Cruzado llevando el delirio a la grada que veía como su equipo lograba el empate cuando parecía tenerlo todo perdido tras haber hecho una segunda parte que los visitantes estaban manejando a la perfección.

Pero esa alegría se la arrebataron los visitantes con el mismo desparpajo que habían mostrado durante toda la segunda mitad al minuto siguiente, cuando un fallo de la defensa porteña fue aprovechado por Erik, que recortó sobre un defensor porteño y, ante la duda en la salida de Carlos Sánchez, le bate por alto llevando ahora la alegría a la parroquia visitante, que celebró el gol muy efusivamente, y no era para menos.

A pesar del mazazo, los pupilos de Paco Álvarez, con más corazón que cabeza, volvieron a ir a por todas de la misma forma que cuando consiguieron anotar el 2-3 que acercaba distancias, y cuando pasaban dos minutos de prolongación consiguieron empatar el partido gracias al enésimo buen servicio de Ónega tras el saque de una falta. Borja Lázaro cabeceó en el segundo palo a la red y Montes Ruiz concedía el gol, pero su asistente decidía anularlo por un fuera de juego inexistente.

Y no hubo tiempo para más. El Rayo Majadahonda se repone así de su derrota la pasada jornada en casa y se sitúa en los puestos medios de una clasificación muy ajustada y el Puerta sigue demostrando que los buenos partidos que realiza lejos de Carabanchel no son luego refrendados en el Antiguo Canódromo.


*www.elgoldemadriz.com