ROBERT - Trayectoria Deportiva - Sporting Career

El futbolista madrileño se formó en las categorias inferiores del Real Madrid C.F. Con 18 años fue cedido al Unión Adarve donde cuajó un gran año en la División de Honor Juvenil siendo el "pichichi" del grupo con 24 goles, lo que le llevó a firmar con el Rayo Vallecano S.A.D. En 2007 volvió al Unión Adarve y fue convocado con la Selección de Madrid para el Campeonato UEFA de Regiones. 2008-2010 permaneció en el filial del Getafe S.A.D., entrenando dos meses con el Primer Equipo, a las órdenes de Miguel González "Michel". En Junio de 2010 finalizó contrato con el club azulón y firmó por el C.F. Rayo Majadahonda donde ha cuajado dos años brillantes acabando máximo goleador del grupo en la última temporada con 19 goles. Después dio el salto de categoría con el Club Deportivo Leganés donde jugó un Play Off de ascenso a 2ª División. La pasada temporada firmó en el Atlético Sanluqueño acabando la temporada en la UD San Sebastián de los Reyes. Este verano ha firmado en el Trival Valderas de Alcorcón en el Grupo II de 2ªB, donde se espera que sea un gran año tanto para el club como para el jugador.

lunes, 16 de mayo de 2011

A.D Colmenar Viejo 2-0 C.F. Rayo Majadahonda


Encuentro sin mucha expectativa debido a la situación de ambos equipos. Los dos, libres de obligaciones tras situarse en la zona segura, llegaban al Alberto Ruiz con el simple objetivo de acabar la liga con una buena imagen tras el mal comienzo de año de ambas  escuadras. Es curioso que de haberse contabilizado solo los puntos de la segunda vuelta, el Colmenar hubiera finalizado segundo clasificado.

A pesar de no haber nada en juego, los dos equipos desplegaron una gran intensidad. Muchas llegadas en los primeros minutos protagonizaron el encuentro, pero la gran primera jugada trenzada por el Colmenar se materializó en gol en las botas de Alfonso, que cruzó desde la derecha rasa bajo las piernas de Kike. Con el 1 a 0 en el luminoso despegó un poco más el Rayo Majadahonda que, con un poco de ansiedad creaba peligro por las bandas con Román y Popler. Pese a lo que pudiera parecer fue el Colmenar quien volvió a marcar. La jugada, precedida por una gran ocasión de gol de Popler, que detuvo magníficamente Mario, acabó en el gol del Colmenar. Llegó precisamente del saque de portería de Mario, que dejó un balón largo para Juancar, y este, internándose por la derecha en el área rival dejó atrás para Felipe que puso el 2 a 0 en el marcador y que, con éste, ya lleva 21 goles en tercera. A pesar de los dos goles, el Colmenar siguió disponiendo de ocasiones, como la de Felipe en el 38’ que acabó rebotando en el larguero por el despeje de Kike. Minutos después, ya casi al final de la primera parte, la defensa colmenareja cometía penalti sobre Luis, pero tiraba Robert. Detuvo el lanzamiento con unos reflejos de gato Mario, que estaba cuajando una actuación digna de elogio. Y con esta parada llegaba el final de una gran primera parte de fútbol.

Al comienzo de la segunda mitad el 2 a 0 del Colmenar empezaba a parecer una sentencia, a pesar de todo el tiempo que quedaba por delante, estaba más cerca el tercero de los franjirojos que el tanto de los majariegos. En el minuto 68’ llegaba la polémica, una falta al borde del área visitante era sacada hacia la cabeza de Felipe, pero la salida del portero facilitaba el gol, que sería anulado por supuesta falta de Felipe al rematar. Más tarde llegaría la única ocasión clara del Rayo Majadahonda de la segunda parte, un remate al poste de Román que se salió fuera. El Colmenar aún tuvo más ocasiones de marcar, un remate de falta de Miguel que rechazó el portero a córner pero que el árbitro indicó como saque de puerta. Tras esto no hubo más, hasta el final del partido no hubo más ocasiones ni oportunidades, todo estaba decidido.

El Colmenar cuajó un gran partido con una merecida victoria y deja una buena imagen que culmina una tremenda segunda vuelta que destaca por el gran juego en equipo de los chicos de Sergio Piña. El Rayo Majadahonda no supo aprovechar la multitud de llegadas de las que dispuso y, en la mayoría de ocasiones, no supo dar el último pase. Aun así en un partido sin expectativas no había mucho más que esperar.