ROBERT - Trayectoria Deportiva - Sporting Career

El futbolista madrileño se formó en las categorias inferiores del Real Madrid C.F. Con 18 años fue cedido al Unión Adarve donde cuajó un gran año en la División de Honor Juvenil siendo el "pichichi" del grupo con 24 goles, lo que le llevó a firmar con el Rayo Vallecano S.A.D. En 2007 volvió al Unión Adarve y fue convocado con la Selección de Madrid para el Campeonato UEFA de Regiones. 2008-2010 permaneció en el filial del Getafe S.A.D., entrenando dos meses con el Primer Equipo, a las órdenes de Miguel González "Michel". En Junio de 2010 finalizó contrato con el club azulón y firmó por el C.F. Rayo Majadahonda donde ha cuajado dos años brillantes acabando máximo goleador del grupo en la última temporada con 19 goles. Después dio el salto de categoría con el Club Deportivo Leganés donde jugó un Play Off de ascenso a 2ª División. La pasada temporada firmó en el Atlético Sanluqueño acabando la temporada en la UD San Sebastián de los Reyes. Este verano ha firmado en el Trival Valderas de Alcorcón en el Grupo II de 2ªB, donde se espera que sea un gran año tanto para el club como para el jugador.

lunes, 5 de marzo de 2012

Unión Adarve 1-0 CF Rayo Majadahonda


Dicen que en esta vida de todo se aprende y es lo que parece que está haciendo el Unión Adarve en la segunda vuelta. Cual Ave Fénix está resurgiendo de sus cenizas, recomponiéndose del mal final de la primera vuelta. Sorprendiendo a curiosos y aficionados. Tal vez se diga que su entrenador no quiere jugar al fútbol, que jugar con cinco defensas no es hacer fútbol. Pero no hay que olvidarse que el conjunto del Barrio del Pilar tiene, posiblemente, el presupuesto más bajo de la categoría. Y cada uno debe saber jugar con sus armas. Aunque más allá de todas las teorías, es el hecho de que el propio terreno de juego impide a locales y visitantes una estrategia diferente.

El Rayo Majadahonda se citó el domingo en la Vereda de Ganapanes con un nuevo entrenador. El tiempo de Óscar Garro se terminó. Su equipo, destinado a playoffs continuaba haciendo aguas jornada tras jornada. Sin embargo, el Unión Adarve era ese equipo al que todos quieren visitar con las lanzas en alto, esperando obtener tres puntos fáciles que les ayuden en sus objetivos. Como ya fue el caso de la ida, donde los rayistas les endosaron tres goles (que pudieron haber sido más). Mas nadie tiene en cuenta el dato de que los franjinegros son líderes en la segunda vuelta.

El partido comenzó puntual, agresivo, con coraje y mucha garra. No será recordado en la posteridad por ser un encuentro con mucho fútbol ni ocasiones. De hecho, en la primera parte no se pudo contabilizar ninguna por parte de ambos equipos. Lo que, sin duda, para los espectadores se tradujo en un partido aburrido. Aunque se debe destacar la magnífica labor defensiva de ambos conjuntos.

Un choque tácticamente impecable, gracias a ello, precisamente, sus porterías se mantuvieron a cero hasta el descanso. No se dieron respiro alguno en ninguna disputa por los balones, lo que hizo imposible llegar a las metas enemigas.
La segunda parte arrancó con idéntico espíritu sobre el césped, nadie estuvo dispuesto a ceder ni un solo metro de su terreno, una portería a cero, como mínimo es garantía de puntuar (algo vital para el conjunto del Barrio del Pilar), y conscientes de sus necesidades pelearon con todas sus armas por lograrlo. Pacientemente esperaron su oportunidad para atacar, para anotar el tanto que les daría en lugar de un punto: tres. Y llegó.

En el minuto 85, cuando el empate parecía ser el resultado definitivo del encuentro, Gonzalo sacó de banda un centro que Cobos remató de cabeza sin que Galán pudiera hacer nada por evitarlo. El partido quedó sentenciado.
Una victoria para el Unión Adarve, que suma ocho jornadas sin perder, y una nueva derrota para el Rayo Majadahonda, que le deja en una delicada situación.


*www.elgoldemadriz.com